Archivo de la etiqueta: Gobierno de España

Esto no es ser de derechas

rajoy mentira

La vergüenza nacional

Por el poeta Luis García Montero

Después del debate oficial sobre el Estado de la Nación, más hueco que lleno de sustancia en su teatro parlamentario, los ciudadanos nos enfrentamos doloridos y estupefactos a la verdadera realidad de la vergüenza española. El PP está llevando la situación del país hasta unos límites de descomposición e indignidad difícilmente soportables. Aunque es grave ser el hazmerreír y el sainete de la comunidad internacional, mucho peor es soportar el aire cotidiano de la vida interior, la tristeza de volver con paso acelerado a la España del caciquismo, la prepotencia y los desmanes. Parece que la historia no va a acabar nunca con la avaricia y el deshonor del ruedo ibérico, la corte de los milagros y el cortijo de la escopeta nacional.

Ordenemos algunos síntomas del esperpento hispánico:

– Se publica la grabación de una entrevista entre Ignacio González, a día de hoy Presidente de la Comunidad de Madrid, y José Manuel Villarejo, uno de los inspectores de policía más subrepticios de nuestra historia reciente. La conversación tiene como centro la existencia de un Ático de lujo en Estepona, regalado al político madrileño a través de una turbia operación de ingeniería económica. El político pretende que no salga a la luz este escándalo.

– Del descaro se pasa al encarnizamiento. Las antiguas relaciones de camaradería entre el inspector y el político se convierten en una guerra feroz por la supervivencia. Ignacio González acusa de chantaje al policía y el policía se defiende denunciando el intento de entorpecimiento de las investigaciones.

– El País publica que el inspector Villarejo participa en 12 sociedades con 16 millones de capital. El policía vuelve a defenderse a través de Información sensible, una página web dirigida por su mujer. Denuncia que sufre una campaña de desprestigio promovida por la Casa Real. Está envuelto en la investigación de unas presiones, muy subidas de tono y de amenazas, que los servicios de inteligencia del Estado han hecho sobre la princesa Corina para que vuelva al lecho del Rey. La princesa Corina es la famosa amante que acompañaba a su majestad cuando se rompió la cadera mientras cazaba elefantes en Botsuana.

– El juez Pablo Ruz pide por segunda vez a la Agencia Tributaria un informe sobre la deuda que corresponde al PP en relación con las donaciones de empresarios anotadas en la caja B por el tesorero Luis Bárcenas. ¡Obras son amores y comisiones!

– El Ministerio de Hacienda, tan aficionado a hacer uso indebido de la información privada para desacreditar a sus adversarios políticos, decide en este caso guardar silencio y obstaculizar la labor de la justicia. La Oficina Nacional de Investigación del Fraude hace mutis. El juez insiste porque la diligencia solicitada es “útil, necesaria, idónea y posible para el total esclarecimiento de los hechos”. Pero el Gobierno de España lleva años dedicado al total oscurecimiento de sus delitos.

– El partido que Gobierna España propone como candidata a la Alcaldía de Madrid a Esperanza Aguirre, una política que se encuentra en el centro mismo de todas las tramas de corrupción que han degradado la vida institucional madrileña. En la cárcel, imputados, investigados, tiene a sus máximos colaboradores. Por si faltaba una guinda, doña Esperanza se dio a la fuga cuando un guardia municipal quiso ponerle una multa, arrollando sin miramientos al guardia y a su moto. Si esto es grave, más grave parece que un juez no viese delito en el acontecimiento.

– Madrid es una Comunidad en la que se producen unos 80 desahucios al día, unos 29.000 al año. Como las autoridades competentes no están muy dispuestas a buscar soluciones de carácter social, la Delegación del Gobierno se dedica a criminalizar a los movimientos antidesahucios. Una acción de protesta pacífica en la Junta de Distrito de Moratalaz llega a considerarse una grave agresión contra las Instituciones del Estado. Se desata una redada nocturna en los domicilios con aparato y armamento policial, una operación propia de la lucha contra el terrorismo.

– Se prohíbe un concierto de rock programado para el fin de semana en Madrid sin más justificación que la voluntad de reprimir y con el interés de establecer una atmósfera de Estado de excepción franquista para las próximas elecciones.

Cosas de órdago a la grande y de tristeza íntima. Son algunos acontecimientos en los que se mezcla de todo: la corrupción económica, la falta de escrúpulos políticos, los policías tocados, los jueces consentidores y la violación de los derechos cívicos. La España de charanga y pandereta, la España de la corte de los milagros, la España de Jarapellejos vuelve a imponerse con las mentiras, los silencios y las cloacas del PP en Madrid. La luz del amanecer cae todas las mañanas sobre la conciencia como un grito de desolación y de rabia. Los que van de españolistas nunca han respetado a España. Esto no es ser de derechas… esto es otra cosa.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

El discurso de Sáenz de Santamaría

¿Por qué el discurso de Soraya Sáenz de Santamaría parece sospechosamente emocionante pero falso al mismo tiempo? Me refiero a los aspectos formales, no al contenido ni a cuestiones políticas como la diferencia entre el número de viviendas ofrecidas a familias afectadas por desahucios y la realidad, u otras críticas relacionadas con la política social del Gobierno.

Por la diferencia entre la voz y los ojos. La vicepresidente ya ha demostrado en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros que sabe cuándo tiene que bajar el tono (y el volumen) de la voz al hablar del impacto de los recortes del Gobierno o del drama del paro. Habitualmente, habla muy alto, con decisión, en general vocalizando bastante bien (a diferencia de muchos políticos) y con ganas de dejar las cosas claras. Los que le critican dicen que parece que está dictando los temas de una oposición, pero la política también es teatro (no necesariamente actuación, pero sí representación). Por ejemplo no hay que pensar que el micrófono servirá para que todos te escuchen. Hay que proyectar la voz. Como los actores buenos, a los que se les entiende perfectamente desde la última fila de butacas (la que está detrás de la columna).

Y cuando a Santamaría le toca mencionar a los millones de parados baja claramente el tono de voz, habla más despacio, hace que el que escucha tenga que prestar más atención, deja claro que no es una declaración política de las habituales, quiere hacer creer que de verdad siente lo que dice. Que lo consiga o no, es otro asunto.

Por comparar: a veces hasta cuando Montoro tiene que hablar de un tema serio, se le escapa el tono de cachondeo, la expresión coloquial o hasta la risa. Bueno, es un ejemplo facilón. Montoro es el otro extremo.

En las imágenes del discurso del jueves, la emoción está en el texto del discurso y en la voz (que por otro lado nunca llega a quebrarse; esa es la prueba del algodón, en especial cuando no estás leyendo un texto), pero no en los ojos, como creo que se puede apreciar si se ve el vídeo sin sonido. Y uno se acuerda de todos esos libros en los que el autor, no excesivamente original, escribe que el malo sonríe con la boca, pero no con los ojos.

Los ojos, siempre hay que mirar a los ojos. La boca a veces miente. En política, con mucha frecuencia.

Por Iñigo Sáenz de Ugarte

deshaucio banco

Etiquetado , , ,
A %d blogueros les gusta esto: