Y, de repente, soy la Farrah Fawcett de la televisión

Lean, hablen, amen, coman y, si pueden, háganlo todo a la vez.

Por El Hombre Confuso

EL HOMBRE CONFUSO

Jake-Gyllenhaal-Covers-W-Magazine_fy4

Jake-Gyllenhaal-Covers-W-Magazine_fy3

Jake-Gyllenhaal-Covers-W-Magazine_fy2

 Anoche sonaban las canciones de Hedwig and the Angry Inch mientras fuera llovía sin parar. La realidad, con un musical de fondo, parece mucho menos cruel. O eso es lo que algunos queremos pensar. Salimos a la calle creyendo que, en cualquier momento, empezará a sonar la música, los casuales transeúntes iniciarán una coreografía y todo formará parte de un sueño orquestado desde lo más hondo de nuestro corazón. Porque ahí es donde habitan los musicales. No esperen una lógica -de ser así, les garantizo que están muertos por dentro-, ni una explicación coherente. Tan sólo pónganse un poco de maquillaje, una buena peluca y créanse la Farrah Fawcett de su barrio. ¿Acaso tienen algo mejor que hacer? ¿Van a conformarse con ver la vida pasar mientras los demás protagonizan su propio musical? Pensaba que todavía tenían ganar de vivir…

El tiempo se detiene mientras Hedwig trata de recuperar el amor…

Ver la entrada original 486 palabras más

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: