Archivos Mensuales: febrero 2014

El Amazonas a bofetadas

forest

Por Cristovão Chico Buarque

(Ministro de Educación en Brasil)

Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educación de Brasil, Cristovão Chico Buarque, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño.

 

Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:

 

Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.
Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.
Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero.
El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.
De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales.
No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.
También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país.
No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.
Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad.
De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia… cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.
Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.
En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda.
Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.
Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!
Este artículo fue publicado en el NEW YORK TIMES, WASHINGTON POST, USA TODAY y en los diarios de mayor tirada de EUROPA y JAPÓN.
 
 
En Brasil y el resto de Latinoamérica, este artículo no fue publicado.
Etiquetado , , , , , ,

Dear Cristina

Imagen

Cristina, You’ll Never Walk Alone

Por Iker Armentia

Querida Cristina de Borbón:

Cuando el sábado camines a través de la tormenta, mantén la cabeza alta y no temas a la oscuridad. El candil del fiscal Pedro Horrach estará esperándote en el juzgado para alumbrar todo este embrollo con el resplandor de su conspiración. Y no te tomes demasiado a pecho que Gallardón se desgañite en público asegurando que no ha dado órdenes a la Fiscalía para protegerte, porque hechos son amores y tampoco iban a subir el IVA.

Cristina, al final de la tormenta encontrarás la luz del sol, que en el peor de los casos será un indulto y en el mejor, la dulce y plateada canción de una alondra. Sé que te preocupa que en los últimos tiempos en Mallorca la justicia sea tan ciega como el amor que le profesas a tu marido, ese amor con cataratas que te impedía leer la letra pequeña, la grande y la extragrande de lo que firmabas, ese amor desinformado como cualquier mañana de Mariló, pero, ¿quién no se ha autoalquilado sin querer un palacete en el fragor de un acaramelado romance?, ¿quién -en un arrebato de pasión- no se ha liado con las tarjetas de crédito y ha terminado pagando los 1.400 euros del sushi de su fiesta de cumpleaños con la VISA del curro? Estas cosas pasan hasta en las mejores familias (sobre todo en las mejores familias).

Cristina, camina a través del viento, sigue caminando a través de la lluvia, aunque tus sueños se rompan en pedazos y la Policía te ofrezca un coche para evitar el ‘paseíllo’. Nadie dijo que ser miembro de la Familia Real fuera una tarea sencilla. Bueno, sí. De hecho, lo decía casi todo el mundo antes de que tu padre se tropezara con un elefante en Botsuana, y quizás ése sea el problema: nadie te había preparado para este martirio. Pero no te angusties, todavía puedes contar con el aliento de la prensa monárquica, y también con el de esa otra prensa que amaga con devolver los tickets del musical ‘La Transición’ pero que esperará hasta el final de la función para rehabilitarte cuando esta pesadilla haya terminado.

Camina, Cristina, camina con esperanza en tu corazón y nunca caminarás sola. Con la misma esperanza -y los dedos cruzados- de quienes se lanzan a la cara imputaciones pero que, cuando hablan de ti, respetan las decisiones judiciales hasta que lleguen las decisiones judiciales acertadas (que por lo general suelen llegar del mismo lugar, el Tribunal Supremo). Ellos siempre estarán contigo. Los que agasajan sin medida a tu familia convirtiendo un saludo en una genuflexión, y una genuflexión en una sentadilla, los que prefieren la estabilidad a la justicia, los que embadurnan el consenso con silencio, los que están programando la próxima coronación para salvar a la monarquía y salvarse a sí mismos, los que quieren que todo cambie para que todo siga igual. Ellos, unos y otros, quieren buenas noticias y tú también.

Cristina, you´ll never walk alone (traducción: Cristina, sé fuerte, hacemos lo que podemos).

© Iñigo Ortiz de Guzmán

mafalda democraciaMafalda- por Quino

Etiquetado , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: